Veganismo

El veganismo es un principio ético basado en el respeto hacia los animales. 

Los animales no humanos son individuos con intereses propios, que sienten igual que nosotres y  merecen ser respetados.

El veganismo implica dejar de financiar las industrias explotadoras de animales de las siguientes formas:

  • No comiendo nada que sea de origen animal (carne, pescado, pollo, leche, miel…) o productos que contengan animales y/o derivados de animales (queso, yogurt, gominolas…).
  • No utilizando productos que hayan sido experimentados en animales.
  • No vestir con nada que sea de origen animal (como el cuero, la lana, pieles, seda…).
  • No participar en espectáculos donde sean utilizados animales (zoos, circos con animales, acuarios…). 

En resumen, el veganismo rechaza por completo cualquier tipo de explotación y/o sufrimiento animal y debe ser la base moral mínima que guíe el comportamiento humano para poder llegar a ser justos con otros animales. 

Especismo

El especismo es la discriminación de un individuo en base a la especie a la que pertenece.

Los humanos desde una visión antropocéntrica del mundo, se han considerado a si mismos “superiores” a otras especies, por lo que debido a esto han desarrollado comportamientos especistas en la forma de relacionarse y tratar a los animales no humanos a lo largo de la historia.

Al igual que el racismo o el sexismo, el especismo es una discriminación injusta que debemos combatir y abolir de raiz, sin terminos medios bienestaristas.

Dentro del movimiento por la liberación animal hay dos vertientes :

Rechaza la condición de propiedad de los animales no humanos. 

Lucha y promueve el fin de la explotación sea cual sea, hasta conseguir la liberación de los animales y el respeto de estos y sus intereses como seres sintientes que son, además de dotarles de derechos.

Es una doctrina que aboga por el bienestar de los individuos. Intentan por tanto disminuir su sufrimiento, mejorando las condiciones de los animales en granjas, zoos, etc, pero siempre bajo el interés de los humanos, justifican la explotación y uso de los animales.

Problemática que presenta esta postura:

Mejorar las condiciones de los animales puede que se vea como un avance, pero a la larga no lo es. Al no atacar la raíz del problema que es el uso de los animales, no el abuso de estos, la explotación continua.

Esto fomenta un lavado de cara generalizado de las industrias explotadoras de animales que continúan explotando igualmente a los animales y a la vez generan un alivio de la consciencia de sus consumidores al utilizar etiquetas de bienestar animal en sus productos (como huevos de gallinas felices o criadas en libertad), los consumidores así creen que los animales no sufren y siguen financiándoles por lo que ya no se plantean el que este mal consumirlos porque lo justifican como que algo que ya deja de ser cruel.

Claramente detrás de estas etiquetas y medidas bienestaristas el fin de todos los animales sigue siendo el mismo, ser explotados hasta que dejan de ser rentables, y entonces acabar en el mismo matadero que los demás.

Esta problemática ralentiza un cambio de mentalidad tan necesario en la sociedad y que se plantea cada vez con más fuerza.

Consumir y utilizar animales no es ético y es urgente que esto no siga ocurriendo.

Lonely gibbon

¿Porque veganismo?

Elegir el veganismo es lo mínimo que podemos hacer por los animales no humanos tras tanto sufrimiento que les causamos. 

  • Porque sienten, sufren, quieren vivir libres.
  • Porque sus vidas tienen tanta importancia y valor como las nuestras y han de ser respetadas.
  • Porque este planeta les pertenece tanto como a nosotres.
  • Por justicia.
  • Por el planeta y el medio ambiente
  • Por tu salud.